Concurso consecutivo

En caso de no llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos, el mediador se encarga de solicitar que se inicie el concurso consecutivo

Documentación que debe aportarse con la solicitud de concurso.

Es la que prevé el artículo 6 de la LC (teniendo en cuenta además las previsiones del art. 242 LC). Si  no se cuenta con ella, se puede presentar igualmente el concurso, pero el deudor corre el riesgo de que se declare culpable el procedimiento (por una eventual falta de colaboración -165.1.2º LC o por inexactitud grave en los documentos acompañados a la solicitud -  164.2.2º LC).

Los documentos pueden complementarse en fase común y el administrador concursal acompañarlos al informe.

Lo importante es que quede bien definido el activo y, sobre todo el pasivo.

En el caso de que se haya tramitado para un matrimonio conjuntamente el acuerdo extrajudicial de pagos, pero sin embargo el mediador ha interpuesto dos concursos consecutivos, uno para cada cónyuge, podemos pedir una acumulación de procedimientos?

La LC (artículo 25) permite pedir la acumulación y la tramitación coordinada de ambos concursos.

¿En caso de acudir a la vía del concurso consecutivo en estas circunstancias, sin que se haya podido nombrar mediador concursal, ¿de qué plazo dispone el deudor para acudir al Juzgado? El deudor no tiene un plazo determinado, pero puede  ocurrir que los acreedores insten el concurso necesario, o  que, declarado el concurso, se considere culpable por   haber incumplido el deber de solicitarlo en plazo (2 meses  desde la situación de insolvencia, o en el mes siguiente 


Puesto que el concurso consecutivo empieza ya en fase  de liquidación, con suspensión de facultades y, por tanto,  con intervención de las cuentas bancarias. ¿Cómo se  coordina la inembargabilidad de salarios con la pensión  de alimentos?

¿La pensión de alimentos siempre tiene que ser, como mínimo, de la cuantía del salario inembargable? ¿Ese importe no puede utilizarse para la  satisfacción de créditos? En caso de que la pensión de alimentos sea inferior por tener el  concursado un salario alto,¿Debe la Administración Concursal separar las cantidades bancarias  que se encuentran dentro de la masa activa de la cantidad que no puede realizarse para el pago

Las rentas inferiores a ese patrimonio inembargable no forman parte del concurso.

Por otro lado el artículo 47 de la LC determina que el deudor tenga derecho a recibir alimentos para su pervivencia y, a la vez, mantiene sus obligaciones de alimentos frente al cónyuge y descendientes, sobre todo si hay sentencia judicial al respecto.

Si los ingresos del deudor son inferiores a los límites de embargabilidad, no deben formar parte del concurso.

Pero si hay pleitos de familia contra el deudor, el juez de familia puede acordar embargarle esos ingresos porque en los pleitos de alimentos no hay límite.

Por lo tanto, el embargo lo acordaría el juez de familia, no el concursal. 

inclusión en la liquidación del patrimonio de algunos bienes como planes de pensiones o planes de previsión en mutualidades como sistema alternativo al Reta.

Lo que no sea embargable no integra el patrimonio del deudor. Las expectativas de ingresos o pensiones futuras no forma parte del patrimonio porque no es realizable en el concurso.

El plan de pensiones no es embargable hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación.

Cuestión distinta es que los acreedores puedan oponerse a acuerdos, incluso a la exoneración, ante esas expectativas (ya ha habido algún asunto sobre estas cuestiones y se optó por no concluir el concurso hasta que el deudor causase este derecho de cobro de esos planes, dado que era un  activo importante y ese momento era muy próximo a la fecha en que se solicitó la conclusión del  concurso como estadio previo a la solicitud del Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho).

Las propuestas que se están planteando de concurso sin masa.........¿sería posible incluso con vivienda habitual si esta tiene un valor inferior a la deuda que soporta?...para conseguir el BEPI.

Es la previsión del 176 bis de la LC. Si la carga hipotecaria es muy superior al valor previsible de venta, podrá solicitarse la declaración y archivo, porque no generará sobrante. Cuestión distinta es si el deudor conserva la vivienda. Para conservarla, además de invocar la regla del párrafo, la hipoteca debería estar al día en el pago de las cuotas. De no ser así el banco podría iniciar la ejecución del bien porque el archivo no cancelaría la constitución de la hipoteca

Concurso consecutivo cuando formalmente hay un solo acreedor. La ley exige que haya pluralidad de acreedores. Lo que suele ocurrir es que hay un acreedor principal, que es el que genera la insolvencia, y el deudor no recoge la existencia de otros créditos porque los paga con aparente normalidad (alquileres, suministros ...).

Ante esta situación, en alguna resolución judicial se ha indicado que las personas físicas, no las jurídicas, pueden instar el concurso indicando que un sólo acreedor causa su insolvencia. En el concurso aflorarán más acreedores y se ordenarán pagos y preferencias. En estos casos sí es posible que la exoneración afecte a un solo acreedor, si el resto han sido ya satisfechos.

Concurso de una persona, que tiene la propiedad del 50% de la vivienda habitual, perteneciendo el restante 50% a su cónyuge. ¿Es razonable facilitar al cónyuge la adquisición de ese 50% al cónyuge sin necesidad de pasar por la liquidación ?

No, se debe hacer en la liquidación o, por lo menos, en el concurso. Puede plantearse la acción de división de cosa común y la LC prevé normas específicas para facilitar la adquisición por parte del cónyuge titular del otro 50%.

Calificación de los créditos concedidos por el ICO.

Si el ICO actúa como una entidad de crédito privada, el crédito será ordinario.

PREGUNTAS DE LA CONFERENCIA 28/4/2020 ICAB

Posibilidades de evitar la venta de la vivienda habitual.

Si el deudor se encuentra al día en el pago de las cuotas hipotecarias o puede hacer frente a esos pagos con cargo a la masa, hay una posibilidad de evitar la liquidación de la vivienda. El criterio, avalado por los autos de la Audiencia Provincial de Barcelona, es considerar que la venta de la vivienda o su subasta no genera ningún beneficio al concurso. Es un supuesto excepcional, vinculado a que el valor de realización de la vivienda es inferior a la deuda hipotecaria (el valor de mercado de la vivienda está por debajo de la garantía). En estos casos no tiene sentido realizar el inmueble porque ni satisface al acreedor con privilegio especial, ni a los acreedores ordinarios. 

¿Cuál es el valor que se fija en el concurso de la vivienda?

En el proceso concursal el valor del inmueble es el de mercado en el momento de realizar el inventario. El valor fijado en la escritura puede ser indicativo, pero no determinante. Además en el procedimiento concursal (artículo 94.5) ese valor actualizado a los efectos de calcular el privilegio debe ajustar, reduciendo en todo caso un 10% del valor, más las cargas que puedan pesar sobre el inmueble. Es el criterio del valor razonable de la garantía, que determina que el privilegio especial sea inferior al de la deuda garantizada. Si bien es cierto que la regla de los nueve décimos no se excluye en fase de liquidación, entendemos que únicamente tiene sentido en sede de convenio como método de cálculo de mayorías necesarias para la aprobación de convenios.

Si una persona física en concurso, durante la tramitación del concurso es despedido y por tanto recibe una indemnización por despido, que tratamiento tiene que darse a esta indemnización, debe destinarse a pagar las deudas concursales y créditos contra la masa, o sólo la parte que es declarada inembargable, ya que propiamente esta suma no es liquidación, sino que tiene carácter de indemnización por la extinción de la relación laboral.

Conforme al artículo 76 de la LC, sólo forman parte de la masa activa del concurso los bienes del deudor que sean embargables. El concepto de embargabilidad no viene definido en la Ley Concursal, sino en la LEC. Por lo tanto, los bienes o derechos que no sean embargables no se aplican al pago de las deudas concursales.

En la medida en la que la LEC establece la inembargabilidad del Salario Mínimo Interprofesional y un sistema limitado de embargabilidad de las cantidades que excedan al SMI, el deudor debe exigir que esas indemnizaciones, rentas, salarios o retribuciones no queden afectadas por el concurso, siempre y cuando estén dentro de los mínimos legales. Ahora bien, no es una cuestión pacífica porque en la LEC no aparece el concepto de indemnización ni en el apartado primero del artículo 607 LEC como inembargable ni tampoco en el segundo como embargable. Por lo tanto, estamos ante una cuestión controvertida que, en todo caso se dirimirá mediante un incidente concursal si algún acreedor que lo impugnase.

¿En el supuesto en que en el patrimonio del deudor haya un inmueble afectado pero este tenga un usufructo vitalicio de tercera persona en que situación queda?

El supuesto que se plantea es el de un deudor declarado en concurso que tiene un inmueble enpropiedad (nudopropietario) y el usufructo es de un tercero.

En principio en el concurso habrá que analizar si ese usufructo es reintegrable (artículo 71 LC) por haberse constituido en los dos años anteriores a la declaración de concurso. O si es rescindible por tratarse de una decisión contractual compleja (artículo 61 LC).

Si el usufructo se mantiene durante el concurso, lo primero que ocurrirá es que en el inventario el valor del inmueble no será el de mercado, sino el precio estimado teniendo en cuenta que pesa un derecho de uso vitalicio sobre el bien (lo que hará que su valor sea muy reducido).

Lo normal es se busque la fórmula en la liquidación de que la nuda propiedad la pueda adquirir el usufructuario por un precio razonable.

Si no es posible este acuerdo, el bien saldrá con la carga (no se cancelará) y el adquirente asumirá que sobre el bien consta este derecho. Si el usufructo genera alguna obligación complementaria no personal, pasará al adquirente.

Pero el usufructuario no se verá, en principio, perturbado en su derecho.

¿los juzgados no dejan iniciar nuevas actividades (invirtiendo, claro está), mientras no se liquide todo el patrimonio de la persona física? El concurso consecutivo es liquidativo (si bien en el caso de persona natural empresario cabe la posibilidad de alcanzar un convenio), por lo tanto, no hay previsión de que el deudor pueda realizar nuevas actividades que comprometan su patrimonio con deudas que no sean concursales. Cuestión distinta es que el deudor pueda mantener una actividad laboral o profesional posterior, pero no se autorizarán inversiones del patrimonio para nuevas actividades si no se ha pagado la deuda concursal. Esa segunda oportunidad en la actividad empresarial se produce una vez conseguida la completa exoneración.

Vendido el bien con garantía hipotecaria en el concurso, El remanente después de la ejecución hipotecaria, ¿ qué tipo de crédito es? ¿es un crédito ordinario? ¿en ese caso se liberará del total de esta deuda? Por la vía de la segunda oportunidad las personas que han perdido sus viviendas podrán liberarse del resto de la deuda?.

El principal adeudado y no cubierto por la venta del inmueble será un crédito ordinario, y por lo tanto, si se accede al BEPI habiendo intentado un AEP, se exonerará en su totalidad.

En caso de impago durante años de un préstamo hipotecario, pero la entidad bancaria no inició la ejecución hipotecaria, si quiere pedir una acuerdo extrajudicial, ¿la deuda por impago podría ser objeto de exoneración?, ¿la vivienda tendría que ser liquidada como crédito con garantía real y la cantidad que resultara pendiente sería exonerable como crédito ordinario?

Aunque no se haya ejecutado la garantía, el crédito en el concurso será un crédito privilegiado. El acreedor con garantía real no se ve afectado por la propuesta de acuerdo extrajudicial. En el concurso tendría, en principio, que sacarse la vivienda a subasta. La parte de crédito

¿Es posible la dación en pago en el concurso consecutivo?

Sí, lo permite el artículo 155.4 de la LC, la parte no cubierta será en todo caso crédito ordinario, si la dación en pago se produce antes del concurso el régimen es el mismo, la parte de crédito no cubierta es crédito ordinario o subordinado, sometido a las reglas del concurso y, por lo tanto, exonerable.

Sobre la posibilidad de arrendar un bien propiedad del deudor durante el concurso o antes de la declaración de concurso.

Si es antes del concurso, puede hacerlo, sometido a las reglas generales de la normativa de arrendamientos. Si es durante el concurso, tiene que autorizarlo o supervisarlo el administrador concursal.

No debería interferir en el desarrollo del concurso y en la liquidación del bien.

¿En alguna fase del procedimiento se puede analizar, bien de oficio, bien (sobre todo) a instancia de parte, la abusividad de ciertas cláusulas abusivas en alguno de los créditos; véase intereses abusivos en préstamos o tarjetas?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea advirtió en el año 2016 (Asunto Radlinger/Randlingerova) que el consumidor tenía los mismos derechos y se exigían las mismas tutelas, incluso de oficio, en los procedimientos de insolvencia que en el resto de procedimientos judiciales.

En el sistema español de momento es complicado ese control ya que la Ley no recoge instrumentos específicos para la protección de consumidores. Lo razonable es que se haga al presentarse el informe de la administración concursal y que pueda realizarse por medio de los incidentes concursales.

En todo caso, en cualquier momento en el que el juez observe que un crédito puede verse afectado por cláusulas abusivas debería actuar, aunque para ello tenga que "inventarse" un cauce procesal que no existe hoy por hoy.


En relación a los vehículos .

 La ley contempla el vehículo cumpliendo una serie de requisitos. En el caso de ser necesarios para trabajar, se permite mantener siempre y cuando ningún acreedores ni el juez estipule lo contrario. Pero por ejemplo, una familia que tienen un solo vehículo, viven fuera y necesitan el coche para llevar a sus hijos al colegio. Además, este vehículo tiene menos de 3 años porque el anterior se estropeo y tuvieron que comprar uno financiado. El valor actual es superior a la deuda y están pagando sus cuotas regularmente. Se podría excluir del plan de liquidación?
La Ley concursal indica que la masa activa del deudor, la afectada por el concurso, es el patrimonio embargable. No hay en la LC un concepto o criterio de embargabilidad, por ello, hay que acudir a las normas procesales civiles.
En cuanto a los vehículos serán inembargables siempre que no se trate de vehículos de alta gama o de gran valor de mercado, que son necesarios para la actividad laboral del deudor o que su valor de liquidación resultara antieconómico.
Habrá de examinarse caso por caso, pero en vehículos de cierta antigüedad que sean necesarios para garantizar la actividad normal del deudor es razonable que no se incluyan en el inventario. En todo caso, el deudor tendrá que justificar su necesidad más allá de la comodidad de transporte.

google-site-verification: google8ca745f99d410645.html